Según el DSM-IV, la característica esencial del trastorno límite
 
Según el DSM-IV, la característica esencial del trastorno límite de la personalidad es un
patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la auto-imagen y la
afectividad, y una notable impulsividad que comienza al principio de la edad adulta
(adolescencia) y se da en diversos contextos.
Los sujetos con este trastorno pueden llegar a realizar frenéticos esfuerzos para evitar un
abandono real o imaginario. Son muy sensibles a las circunstancias ambientales. La
percepción de una inminente separación, rechazo o la pérdida de la estructura externa,
pueden ocasionar cambios profundos en la auto-imagen, afectividad, cognición y
comportamiento.
Presentan cambios bruscos y dramáticos de la auto-imagen, caracterizados por cambios de
objetivos, valores y aspiraciones personales o profesionales. Se aburren con facilidad y
están buscando siempre algo que hacer.
El estado de ánimo básico de tipo disfórico de los sujetos con un trastorno límite de la
personalidad, suele ser interrumpido por períodos de ira, angustia o desesperación y son
raras las ocasiones en las que un estado de bienestar o satisfacción llega a tomar el relevo.

1 comment

José barquero

posted by José barquero Monday, 14 October 2019 19:26

Muybuen articulo

Deja un comentario

Rellena solo los campos principales...